1.2.13

Mi mamá




Durante todo Enero estuve de médico en médico, nada grave, pero jode tener que hacerse análisis. Hoy volví. Me acompañó mi mamá [para algunas cosas, todavía es 'mimamá' y no ‘mimadre’]
Cuando salimos de casa,  hacía un calor insoportable. No sé, estarían haciendo 47°, mínimo. La cosa es que, ni bien salimos, le dije: ‘vas a ver que cuando tengamos que volver, se larga’ y dicho y hecho. Se largó con todo.
Mientras esperábamos que parara un poco para volver, veo que mi mamá se pone a charlar con una chica que tenía un bebé. Después de un rato, me mira y me dice: se llama Julia. Y le cuenta a la chica que ella tuvo una hija que se llamaba Julia.

No tengo hijos aún, no se si un día los tendré, pero ver y escuchar a mi mamá decir eso, con los ojos llenos de lágrimas, me da la noción o la dimensión de lo que debe ser haber perdido uno, o dos.


Nada. Eso.






4 comentarios:

Bella dijo...

Tu mamá es una señora muy fuerte, con todas las cosas que le pasaron y ella sigue de pie. La admiro muchísimo.

Mandale un beso de mi parte ♥

Sweet carolain dijo...

si, lo es bellita. Le mando, gracias por estar :)

Leviatan Ronin dijo...

Le da un abrazo grande de mi parte a su madre. Uno de esos fuertes fuertes que te hacen expeler un poco el aire de los pulmones.

Y ya que estamos le mando uno a ud para que no se me ponga celosa y me convide empanadas sin pasas de uva.

Beso beso.

Sweet carolain dijo...

awww, gracias levi. :)

"El hecho de escribir sobre mi mismo me había obligado a contenerme, haciéndome invisible, impidiéndome encontrar lo que andaba buscando. Me hacía falta distanciarme, dar un paso atrás y crear un espacio entre mí mismo y el tema (que no era sino mi propia persona), así que volví al principio de la segunda parte y empecé a escribirla en tercera persona"

Paul Auster 'Invisible'
----------------------------------


“El tiempo acaba siempre borrando las heridas. El tiempo es una lluvia paciente y amarilla que apaga poco a poco los fuegos más violentos. Pero hay hogueras que arden bajo la tierra, grietas de la memoria tan secas y profundas que ni siquiera el diluvio de la muerte bastaría tal vez para borrarlas. Uno trata de acostumbrarse a convivir con ellas, amontona silencios y óxido encima del recuerdo y, cuando cree que ya todo lo ha olvidado, basta una simple carta, una fotografía, para que salte en mil pedazos la lámina del hielo del olvido”


Julio LLamazares, 'La lluvia Amarilla'

Seguime chango, seguime

Violeta

Violeta

Frida

Frida

Francesca

Francesca

Catalina

Catalina

Frida

Frida

Según pasa la vida.